RESTAURANTE REAL CASINO 

Murcia, 2011

+++

El Real Casino de Murcia, ubicado en el centro de Murcia, es uno de los edificios más emblemáticos de la ciudad, cuya construcción empezó en 1847. El edificio de estilo ecléctico con influencias modernistas e historicistas fue diseñado por el arquitecto Pedro Cerdán y declarado monumento histórico-artístico nacional en 1983.

Después de una profunda restauración del edificio en los años 2006 hasta 2009 Clavel Arquitectos realizó en el año 2010 por encargo de la Asociación del Real Casino el proyecto y la obra de la implementación de un restaurante de lujo.

Las estancias del restaurante ocupan el gran salón-comedor, un pequeño salón-comedor con chimenea, una sala entre las últimas estancias y el patio cubierto entre el ala del salón-comedor y el salón de billar, en total una superficie cerca de 470m2. En las estancias traseras, unos antiguos almacenes, se ha instalado una moderna cocina industrial de cerca de 120m2 de superficie. Entre las estancias destaca el salón-comedor de estilo neobarroco, con grandes espejos en los paredes y estucos decorativos en paredes y techos, que se ha acomodado para unos 180 comensales.

El objetivo de la actuación ha sido buscar la simbiosis entre lo nuevo y lo antiguo y potenciar el carácter y la belleza del lugar. Para esto se ha recurrido a estrategias de diseño ya del mismo proyecto original y se ha introducido algunos elementos modernos que se integran a la perfección en el ambiente histórico.

El mobiliario del restaurante consta de mesas sencillas con una superficie de espejo ahumado para reflejar desde todos los ángulos este hermoso y exuberante entorno. Las mesas van acompañadas de una interpretación moderna del mobiliario barroco, de sillas transparentes, modelo “Louis Ghost”, diseñado por Philippe Starck.

La barra es un único objeto exento en la sala intermedia, flotando entre el plano horizontal superior, un techo de casetas de madera tallada, y el plano horizontal inferior, un pavimento diamante de mármol. El cilindro oval guarda las distancias necesarias a las paredes para dirigir discretamente el flujo de personas entre comedores, cocina y patio y creando a la vez espacio para una barra de servicios de camareros y un gran mostrador para los clientes con vista al patio.

La piel de la barra la forman lamas verticales en forma quebrada de espejo de tono cobre que fracciona los reflejos de paredes y puertas y se viste de esta manera literalmente con la imagen del entorno histórico dándole su interpretación contemporánea.

Como si fueran unas pocas pinceladas acentuadas en un cuadro histórico se ha resuelto de esta manera el reto de una adaptación funcional en un edificio emblemático formando un conjunto harmónico sin negar el origen de cada una de sus partes.

+++

Design Credits:


Architecture and interior design by CLAVEL ARQUITECTOS


Partners in Charge: Manuel Clavel Rojo / Luis Clavel Sainz

Team: Robin Harloff, David Hernández Conesa

Photography: David Frutos (BISimages)

+++