PRIMER ATARDECER

EN EL PACIFICO

Parking Núñez de Balboa 52

Madrid, 2016

+++

Medalla de Oro Mejor Espacio para Eventos

12ª Edición Premio EventoPlus 2017

Primer Premio Iluminación Interior

International Lamp Awards 2017

1st Prize Light Art Project

UK Lighting Awards 2018

1st Prize Best Parking Facility Rehabilitation or Restoration

IPI (International Parking Institute) Awards of Excellence 2018

Winner Lighting Project of the Year

WIN (World Interior News) Awards 2018

Nominee

FRAME Awards 2018

+++

Si Madrid, extensa trama de calles asfaltadas, pudiese vivir la sorpresiva experiencia de descubrir sus grises sótanos inundados de la envolvente atmósfera desprendida por la inmensidad de un océano, posiblemente,sentiría la misma fascinación que debió experimentar hace más de cinco siglos Vasco Núñez de Balboa cuando por vez primera, alzó la vista y descubrió el nuevo mar.

 

Quizás, tras el descubrimiento, sólo cabría esperar a que el día terminase para así poder disfrutar entre los enterrados y fríos muros desgastados, del placer de observar la magia de una increíble puesta de sol.

 

La intervención de adecuación del parking ubicado en el número 52 de la madrileña calle de Núñez de Balboa conduce a un viaje en el tiempo. Un retroceso hasta 1513 que convierte la cotidiana búsqueda de aparcamiento en la recuperación del descubrimiento de un nuevo océano.

 

Desde la calle, un túnel formado por repetitivos arcos de luz blanca deslumbrantes sobre la neutralidad del fondo negro, invita a adentrarnos en un interior completamente desconocido. Nada parece desde la entrada presagiar lo que ocurre dentro. A mitad del recorrido, el  túnel se dilata para dividirse y dar acceso a un total de 37 plazas de aparcamiento divididas en dos niveles.

 

Desde este punto ya es posible distinguir al final del túnel unos muros bañados por una intensa luz bicolor que contrasta radicalmente con la neutralidad del blanco y negro. Azul en su mitad inferior y naranja intenso en la superior, dibujan sin mezclarse una nítida línea de horizonte.

Esta iluminación azul, combinada con el empleo de un pavimento a base de resina del mismo color consiguen inundar ambas plantas del parking del intenso añil del Pacífico.

 

Sin embargo, es cuando giramos el volante para dirigirnos a nuestra plaza, cuando la puesta de un enorme sol nos sorprende reflejándose en el pavimento. La instalación de un techo tensado con acabado espejo cubriendo el último tramo de pasillo central, actúa generando un efecto óptico que permite percibir un rótulo luminoso semicircular como un sol completo.

 

Ambas plantas cuentan con una altura de techo entre 2.95 y 3.00metros y están estructuradas en tres crujías (aparcamiento-pasillo-aparcamiento) formadas por pilares de hormigón y una serie de vigas descolgadas que adquieren un gran protagonismo en la percepción completa del espacio. El proyecto toma la seriación de las vigas que produce la perspectiva como una oportunidad, y la potencia mediante la colocación de una rotulación retroiluminada que además de funcionar como iluminación general del parking, narra la experiencia de Núñez de Balboa en el momento del descubrimiento del también conocido como Mar del Sur.

 

Para ilustrar tal hazaña, el proyecto hace uso de los casetones de techo resultantes que toman protagonismo cuando nos hallamos en el interior del coche aparcado. La reproducción de dichas imágenes empleando únicamente círculos monocromáticos de distintos diámetros, hace que dichas imágenes se perciban perfectamente desde ese ángulo, mientras que éstas se desdibujan durante los recorridos de entrada y salida del parking.

 

Tras abandonar el sótano, de nuevo el túnel, y al final se vuelve a rodar Madrid, sus calles, sin vestigio de brisa, sin rastro de mar.

+++

Design Credits:


Architecture and interior design by CLAVEL ARQUITECTOS


Partners in Charge: Manuel Clavel Rojo / Luis Clavel Sainz

Team: Ana Fernández Martínez, Diego Victoria García, David Hernández Conesa
 

Photography: David Frutos (BISimages)

+++